02-09-2014

Adiós bichito,

Creo que ese es mi gran problema, que aún no te he dicho “adiós”. Puede que sera por miedo, rabia, o simplemente porque no quiero; no quiero hacerme a la idea de que ya no vas a estar.

No entiendo como hemos llegado a esto, por más vueltas que le doy sigo sin entenderlo. Solo se que intento olvidar todo aunque me dicen que guarde los buenos recuerdos, pero no puedo, porque eso impide que te saque de mi cabeza, y en realidad es lo que necesito, porque eres lo único que hay en ella en cuanto hay un momento de soledad. Por más que lo intento no puedo dejar de darle de darle vueltas, y aunque no quiero, debo hacerte desaparecer, por lo menos ahora, porque más que hacerme recordar y sonreír, lo único que puedo hacer es llorar.

El problema es tenerte tan presente sin tenerte al lado, por eso pienso que es mejor alejarte, porque es como se suele decir: “tan cerca y a la vez tan lejos”.

En esos momentos de pensar, me viene a la cabeza si tu te acuerdas y piensas en mi de la misma manera en que lo hago yo.

En lo poco que se de ti, ahora, día a día, me desespero, porque veo que tu sigues, sigues como siempre, tan feliz, con tus planes; sin embargo a mi los planes no me llenan, me distraen y alegran algunos días, peri en cuento todo se calma me falta algo, me faltas tú.

Por eso, porque quiero que tu sigas con tu vida, como yo tengo que seguir con la mía, por eso tengo que intentar hacerte desaparecer.

Espero que alguna vez, cuando por casualidad no encontremos, te pueda saludar y decirte “hola, ¿que tal?”, que haya conseguido tenerte como un buen recuerdo, y no derrame ninguna lágrima. Para llegar a ese momento y conseguir olvidare, creo que lo mejor es eliminarte de mi vida, tener el menor contacto.

Gracias por todo, gracias por cada uno de los momentos vividos a lo largo de estos dos últimos años. Has sido lo mejor de mi vida en este tiempo, la persona con la que he podido ser yo en todo momento, con la que he podido llorar y reír sin que fuese ningún problema, con la que pagaba todos mis problemas aunque no lo merecieras, pero siempre estabas ahí para cualquier cosa.

Hay un momento en el que crees que todo es perfecto y que tienes todo lo que quieres, y al día siguiente se nubla y desaparece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s