Aquel magnífico tiempo

No sé, no sé cómo empezar. Llevo varios días dando vueltas a lo que te quiero decir, pero como te dije un día, no sé ni explicármelo a mí misma como para explicártelo a ti.

Pensando, dando vueltas en mi cabeza, con la carta que un día me escribiste y que cada vez que la leo me sale una estúpida sonrisa porque me hace recordar ese día, cada día contigo, cada día que no estamos juntos pero que me encantaría estar aunque fueran cinco minutos a tu lado. No sé cómo lo has hecho ni como lo haces pero por más que me piques, que te metas conmigo, que me hagas de rabiar; no puedo, no puedo evitar sonreir, pensar en ti, decirme a mí misma “Le mataría, pero no puedo”.

No puedo porque si te mato a ti, me mato a mí.

Idiota, imbécil, tonto, payaso, te odio; ese es mi repertorio para calificarte, pero no porque lo seas o lo sienta, que a veces un poco sí, sino porque soy incapaz de decirte guapo, mi amor, cariño; porque no soy así. Lo siento dentro, me haces sentirlo, por eso intento darte todo, una gran parte de mí. No soy perfecta y tampoco quiero serlo porque lo perfecto aburre. Soy rara y lo sabes, lo admito,  lo tienes comprobado, por eso mismo espero que entiendas lo que estoy tratando de decirte. Soy tan rara que lloro cuando debería reir, rio cuando debería llorar, y es por eso que la única vez que me has visto llorar no supe explicarte porque era; era por esto. Porque me he dado cuenta, me estoy dando cuenta de que eres especial, que estas consiguiendo algo que nadie ha conseguido nunca y eso me hace sentir rara, diferente a como soy, como era. Me asusta un poco todo esto que siento, por eso lloro, porque es diferente, y sí, los cambios no me gustan, me asustan; pero tú haces que esos cambios no sean malos, que me agraden, que no quiera que acabe todo esto, porque aunque no te lo diga mucho TE QUIERO.

Como dijiste tú en esa bonita carta, esa carta que no está guardada en una simple caja o cajón, que la tengo a mano para leerla y releerla todas las veces posibles; como tú dijiste, que desde ese 4 de Septiembre algo ha cambiado, algo que no me podría haber imaginado pero que está sucediendo, y que no sé lo que durará pero por ahora todo es perfecto y espero que siga así, que no acabe, pero por desgracia dicen que todo tiene un final, pero no, este no está cerca, ni se ve, ni se siente. Lo importante es el ahora, cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día que estoy contigo, que cada día es mejor y más especial gracias a ti.

Por cada sonrisa, cada pensamiento, cada tontería; por cada una de las grandes y pequeñas cosas que me haces sentir, por todo, GRACIAS.

Terminaré de la misma manera que acabaste tú, ya que no puedo decir que esto será para siempre, porque el futuro no lo conoce nadie y no sé qué pasará, pero sí sé que hoy por hoy eres todo lo que quiero tener a mi lado.

IMG_20130908_023704

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s