De esto que te arrancarías el corazón para no seguir sintiendo eso que sientes y convertirte en esa persona que tanto odiarías pero que vive como y lo que le da la gana, sin pararse a pensar, sin importarle nada y sin llorar ni un día por esa espinita clavada en su inexistente corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s